28/7/14

UCV, tesoro urbano a preservar

En el año 2000 fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad.


Vivir en Caracas y no conocer lo que se esconden los terrenos donde se ubica la Universidad Central de Venezuela (UCV) no es extraño. Sin embargo tanto visitantes como residentes tienen una referencia al pasar por la autopista Francisco Fajardo y observar el gimnasio cubierto cuya forma recuerda a una cachucha, similar a las empleadas en el ámbito castrense, y el verdor del Jardín Botánico. Estos son solo dos instalaciones que integran la Ciudad Universitaria Caracas, ícono de modernidad y de una ciudad con ansias de progreso. 

En el marco del aniversario del 447 de Caracas, el campus universitario se presenta como un símbolo de lo posible, de un futuro abierto. La UCV es uno de los tesoros arquitectónicos que le dejó a la capital el empuje de los 40, 50 y 60, proyectada por el maestro Carlos Raúl Villanueva y construida, en gran parte, en el gobierno del general Marcos Pérez Jiménez. 

Centro de desarrollo académico y de investigación, la UCV es al mismo tiempo un museo al aire libre, concebido para integrar la belleza del arte con su misión utilitaria, lo que le valió ser declarada por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad en el año 2000.

Sus 203 hectáreas de extensión sería posible incluir hasta cuatro veces la Ciudad del Vaticano (44 hectáreas), y aún quedaría algo de espacio. La UCV cuenta con 89 edificaciones y posee 36 mil metros lineales de murales.

La arquitecto Luisa Palacios, presidenta del Consejo de Preservación y Desarrollo de la Universidad Central de Venezuela (Copred), indica "a pesar de todas las vicisitudes y del poco presupuesto que tenemos hacemos magias para que ese patrimonio no se nos caiga y siempre estamos haciendo cosas con el apoyo del rectorado."

La pagina web de la UCV destaca que: "La Ciudad Universitaria alberga una de las colecciones de arte más importantes del mundo, la cual incluye a los edificios como ejemplo del movimiento modernista del siglo XX y murales, mosaicos, vitrales y esculturas de artistas abstracto-geométricos, constructivistas, surrealistas y figurativistas de la talla de Fernand Léger, Víctor Vasarely, Jean Arp, Wilfredo Lam, Alexander Calder, Alejandro Otero, Francisco Narváez, Oswaldo Vigas, Pascual Navarro y Mateo Manaure, entre otros." La mayoría de las obras se encuentran en los jardines, techos, paredes y ventanas de los edificios.

Palacios informó que se culminó el proceso de restauración de algunas obras de arte, como el Pastor de Nubes, escultura de bronce dorado creada en 1953, original de artista francés Jean Arp, entre otras. 

También se iniciaron los trabajos de restauración de la escultura La Maternidad de Baltazar Lobo, ubicada en Tierra de Nadie. Y adelantó que se rehabilitará el techo del Paraninfo, el pasillo de las Tres Gracias. Recordó que entre el año 2012 y 2013 se hizo la restauración completa del Aula Magna y de la Sala de Conciertos. 

Considera que "lo más importante es tener presupuesto para mantener este patrimonio y no dejarlo caer. La Unesco anualmente nos viene hacer una evaluación para ver si se mantienen dentro de los lineamientos y criterios establecidos. Los resultados de la última evaluación fueron buenos pero tenemos exigencias, y es lo que estamos haciendo". 

Integración con la comunidad

Estudiantes, egresados, profesores y empleados en general se muestran orgulloso de formar parte de esta comunidad universitaria y admiten que no todos los caraqueños conocen su "belleza y la magnitud". 

Desde el piso 10 del edificio de la Biblioteca Central, Marisol Montoya Silva, quien tiene 17 años trabajando en la dirección de cultura y se graduó allí, afirma: "mucha gente siente hasta miedo de venir aquí porque ve la universidad como inalcanzable y eso no es así. Esto es de todos los caraqueños y como tal tenemos que quererla para preservarla". "A mi encantaba sentarme en la Tierra de Nadie, antes de comenzar mi carrera y ahora estoy por graduarme", afirmó Carolina Sánchez, estudiante de Filosofía. 

Como una manera de integrar a la comunidad con la UCV la dirección de cultura ha diseñado programas de visitas guiadas para colegios y grupos; 45 estudiantes muestran todas las obras de artes , la importancia de cada una y la historia del campus universitario, según indicó Gustavo Parra, subdirector de cultura. En lo que va de año se han realizado 12 visitas guiadas. Se pueden solicitar recorridos guiados a través de web www.ucv.ve.

MIGDALIS CAÑIZÁLEZ V.
EL UNIVERSAL

0 comentarios:

Publicar un comentario

Que piensas de esto...