25/1/19

Democratización del trabajo con plataformas y apps online

Democratización del trabajo con plataformas y apps online

“El futuro del trabajo es la democratización” o por lo menos es la idea que se ha venido impulsando en la última década.

Sí, mientras esperamos a que se sigan desarrollando los acontecimientos en la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos, seguimos en lo nuestro estudiando cómo la evolución de la tecnología actual está cambiando la forma en la que trabajamos.

No hace mucho conversábamos sobre la oportunidad (y las consecuencias) propias de la automatización y la aplicación de la inteligencia artificial en el trabajo. Cambios que amenazaban (según algunos) la creación de nuevos empleos de manera sostenible y que la vez generara valor.

Más allá de la discusión detrás de este tema, un conjunto de aplicaciones y plataformas online están planteando una nueva forma de manejar las relaciones laborales. No hablamos simplemente de trabajo remoto o freelance, se trata de estructuras organizativas de trabajo que funcionan desde la web, y donde muchos son los que pueden unirse a ellas con solo descargar una aplicación o registrarse en uno de estos portales.

De empleados a colaboradores


Uber, la famosa app mediante la cual puedes solicitar que alguien te lleve de un lugar a otro, es prueba de ello.

Desde la aparición de esta aplicación, mucha es la polémica que ha girado en torno a la misma y su modelo de trabajo colaborativo. Sin horarios, sin remuneración fija, tan solo la responsabilidad y ganas de trabajar junto a esta red de personas que brindan un servicio de transporte bajo un esquema no tradicional.

Sin embargo, ¿no hablamos de trabajadores freelance entonces? La respuesta es no. Se trata de trabajo colaborativo, pero sin las libertades propias de quien ejerce como freelance. En estas organizaciones hay reglas que cumplir para poder mantenerse dentro.

¿Por qué se habla de democratización?


Apps al estilo de Glovo (disponible en https://coworkings.co/glovo/) y Rappi por ejemplo, no son casualidad. Ambos servicios plantean un nuevo sistema de entrega de pedidos, sistema que es diferente al que se viene llevando a cabo y que por ende no sufre las “restricciones” propias de las organizaciones tradicionales.

Esta libertad en la forma de reclutar, prestar el servicio y remunerar a los trabajadores persigue un objetivo común: democratizar. O por lo menos son un primer acercamiento. La búsqueda de nuevas relaciones laborales, condiciones de trabajo y tiempo, en búsqueda de una distribución más acertada de la riqueza y la productividad.

¿Son una oportunidad?


La respuesta es: si. En Latinoamérica están empezando a llegar estas plataformas. Una llegada relativamente atrasada en comparación a otras partes del mundo. Por ejemplo, Glovo, ya se encuentra en más de 80 ciudades de 20 países del mundo.  Mientras que Rappi desde el año 2015 está explorando nuevos mercados latinos.


Esta incursión en países latinoamericanos son una oportunidad para jóvenes (y no tanto)  de insertarse en el mercado laboral de manera rápida si toma a decisión de viajar. Oportunidad que claramente ya está siendo aprovechada y que ha sido la clave para que este mercado se desarrolle en las principales ciudades de Latinoamérica. 

Si te gustó regalanos un "¡Like!"

0 comentarios:

Publicar un comentario

Que piensas de esto...